Tubos
Tubos
Tubos

Tubos

Tenemos un stock permanente de una amplia gama de tubos para poder cubrir las necesidades inmediatas que nuestros clientes soliciten. El Grupo Valero Morales dispone de toda la variedad de tubos que el mercado demanda.

PINCHA EN LAS IMÁGENES PARA MÁS INFORMACIÓN

REDONDO

DE PRESIÓN

CUADRADO

ESTRUCTURAL

RECTANGULAR

DE CARPINTERÍA

EL TUBO DE HIERRO EN LA CONSTRUCCIÓN

Los tubos de hierro son  piezas huecas que pueden ser redondas, cuadradas, rectangulares u ovaladas, y que tienen los extremos abiertos. En construcción son muy empleados en combinación con el hormigón. 

En ocasiones pueden ser sustituidos por los perfiles estructurales, porque ofrecen mayor resistencia y estabilidad. Sin embargo, comprar tubos de hierro resulta más económico y además tienen una serie de ventajas adicionales.

Ventajas del tubo de hierro en la construcción

Los tubos de hierro son ligeros y fáciles de montar y unir con soldadura, aunque pueden carecer de ella. Los soldados se fabrican doblando planchas y soldando las uniones.

El tubo de hierro para construcción, por sus dimensiones, requiere el uso de gran maquinaria para su fabricación. Pero, en general, los tubos férricos son elementos que ofrecen estos beneficios:

  • Tienen mayor resistencia a la flexión que los perfiles estructurales y a la inestabilidad elástica.
  • Permiten un mantenimiento sencillo y ofrecen un gran aguante a la corrosión.
  • Dan más juego a nivel estético.
  • Resultan un elemento más rentable que los perfiles.

Usos del tubo de hierro en construcción

El tubo de hierro rectangular se suele usar para componer elementos estructurales como los marcos de acero. Los marcos son básicos para transferir cargas al suelo en situaciones en los que factores externos, como terremotos o vientos fuertes, son frecuentes.

El tubo cuadrado o el redondo se emplea en columnas, vigas y otros elementos en los que la resistencia y fiabilidad son los criterios más relevantes.

Se usan con mucha frecuencia en la construcción de edificios de grandes dimensiones, como rascacielos, pero también en elementos decorativos, en balcones, barandillas, escaleras, maquinaria y estructuras de andamio. En este último caso resultan muy útiles por su fácil ensamblaje, al no ser necesarios tornillos, tuercas ni pernos. También resisten importantes pesos de personas y de máquinas.

Procesos aplicados al tubo de hierro

De la laminación en frío se obtiene un producto de mayor elasticidad y menos imperfecciones. Además, no implica la necesidad de decapado para evitar la oxidación. Este decapado es el proceso que permite eliminar impurezas de la superficie, como paso previo a la soldadura. Por su parte, en la laminación en caliente el hierro se puede trabajar con facilidad y permite elaborar piezas de mayor tamaño.

El galvanizado consiste en la aplicación de una capa de cinc al hierro, para mejorar su resistencia a la corrosión, sobre todo en condiciones ácidas. El hierro galvanizado se usa mucho en tuberías que están a la intemperie: ofrece una importante protección a las condiciones exteriores y apenas necesita mantenimiento. En construcciones de bajo coste se emplea también para distribuir el agua caliente y fría. Además, el tubo de hierro galvanizado se puede encontrar en piezas estructurales, en encofrados, en torres de alta tensión y en elementos de estructuras deportivas.